Desde hace algún tiempo  en España  han aparecido diversos websites dedicados a la intermediación en la compra venta de entradas, es decir, hacen la gestión entre un comprador particular  y un vendedor particular de entradas,  dando garantías en el proceso. Este tipo de negocio,  muy arraigado en Inglaterra, levanta todo tipo de opiniones, tanto a favor, como en contra. Éste es el denominado mercado secundario. Se suele utilizar cuando las entradas que deseamos adquirir ya están agotadas por la vía oficial ó mercado primario.
Las empresas que se dedican a este tipo de negocio cobran al comprador una comisión sobre el precio de venta (precio fijado por el vendedor), llamada gastos de gestión, que varía entre un 10% y 15%. Del mismo modo, al vendedor también le cobran una comisión en caso de venta, que oscila entre el 10% y el 15% sobre el precio de venta.
No está mal la idea, ya que nos garantizan que las entradas que estamos adquiriendo, son revisadas etc.. antes de enviarnoslas directamente. Pero antes siempre hay que intentarlo por la vía oficial. Una buena alternativa a la reventa pura y dura.